Matemáticas

<< Las matemáticas, como la música, poseen un lenguaje propio, un discurso incontestablemente lógico de exquisita claridad, que se adapta a los requisitos de la mente. >>
CHARLOTTE MASON

Las matemáticas inspiran con su belleza y veracidad

Tomamos terreno firme cuando apelamos a la belleza y la verdad de las Matemáticas; que, como señala Ruskin, dos y dos suman cuatro es inconcebible que puedan sumar cinco, es una ley inevitable. Es una gran cosa estar ante la presencia de una ley, de todo un sistema de leyes, que existen sin nuestra concurrencia, que dos líneas rectas no pueden encerrar un espacio es un hecho que podemos percibir, afirmar y actuar en consecuencia, pero no podemos de cualquier manera alterar, debe dar a los niños el sentido de limitación que es saludable para todos nosotros, e inspirar ese sursum corda (sentimientos elevados) que debemos escuchar en toda ley natural. (vol.6, pág 230-231)

Es decir que, la precisión matemática, aunque es fundamental en el ámbito de las matemáticas y puede ser necesaria para resolver problemas y realizar cálculos precisos, no necesariamente despierta un sentido común o una comprensión intuitiva en las personas. En otras palabras, la habilidad para trabajar con números y fórmulas matemáticas puede ser muy precisa y técnica, pero no siempre se traduce en una comprensión intuitiva o en la capacidad de aplicar ese conocimiento de manera práctica en situaciones de la vida cotidiana. El sentido común se refiere a la capacidad de tomar decisiones racionales y lógicas basadas en la experiencia y la comprensión general de cómo funcionan las cosas en el mundo real, y no siempre se correlaciona directamente con la precisión matemática.

La precisión de las matemáticas no inspiran el sentido común.

¿Qué hay mejor, se dirá, que un entrenamiento en exactitud e ingenio? Pero al decir eso asumimos que esta exactitud e ingenio sacados a relucir en la Aritmética nos sirven en todos los departamentos de la vida. Si este fuera el caso, ciertamente tendríamos un camino real hacia el aprendizaje; pero parece que tal camino no está abierto para nosotros.(Vol.6, pág 232)

Los hábitos y poderes relacionados con cualquier tema educativo se ejercen sobre ese tema simplemente. La conocida historia de cómo Sir Isaac Newton, molestado por los gritos de su gato para que lo dejara entrar, hizo que se hiciera un gran agujero en la puerta para el gato y uno pequeño para el gatito, ilustra no un mero lapsus divertido en una gran mente, sino el hecho de que el trabajo en líneas especiales califica para el trabajo sobre esas líneas solamente.

El chico que obtiene la «puntuación completa» en Aritmética tiene un mal desempeño en la historia porque la precisión y el ingenio producidos por sus sumas se aplican solo a sus sumas. (Vol.6, pág 232)

Volumen i educación en el hogar

Por Sandra Deras

5/5

Material Recomendado

Matemática Divina y la serie de libros de Matemática Activa del autor Hans Ruegg

Hans Ruegg vive en Perú. Es padre de dos hijos a quienes junto con su esposa educaron en casa durante todo su tiempo escolar. Además es teólogo, educador cristiano, ha enseñado diversos temas y desarrollado alternativas educativas. Recomendamos ampliamente su material para cubrir el área de matemáticas, por ser afín a los principios de la pedagogía de Charlotte Mason, quién expreso sobre la enseñanza de este campo de estudio: << No es necesario exhibir el trabajo matemático realizado en la PUS ya que va en la misma línea y alcanza el mismo nivel que en otras escuelas. Sin duda el hábito de atención total favorece al estudiante de matemáticas PUS. >> (Vol.6, pág 232)

<< En una palabra, nuestro punto es que las Matemáticas deben estudiarse por sí mismas y no porque mejoren la inteligencia general y la comprensión de la mente. Pero entonces, ¡cuán profundamente dignos son estos temas de estudio por sí mismos, por no hablar de otras grandes ramas del conocimiento a las que son auxiliares! La falta de proporción debería ser nuestra bestia negra al elaborar un plan de estudios, recordando que el matemático que sabe poco de la historia de su propio país o de cualquier otro, es escasamente educado en el mejor de los casos. (...) En resumen, las Matemáticas son parte necesaria de la educación de todo hombre; deben ser enseñados por los que saben; pero no pueden absorber el tiempo y la atención del erudito de tal manera que excluyan cualquiera de la veintena de 'temas', cuyo conocimiento es su derecho natural. >>
Charlotte Mason
Charlotte Mason, Vol.6, pág 232

Matemáticas Activas

Actividades tomadas del Libro "Matemática Activa" del Prof. Hans Ruegg

Unidad 1: Clasificar y ordenar objetos
Clasificar y ordenar objetos

Edad sugerida: 6 a 9 años

Unidad 1: Clasificar y ordenar objetos
Clasificar y ordenar objetos

Edad sugerida: 6 a 9 años

Unidad 14: Mayor, Menor, Igual

Edad sugerida: 6 a 9 años

Unidad 15: Introducimos la suma

Edad sugerida: 6 a 9 años

Unidad 15: Introducimos la suma, parte 1

Edad sugerida: 6 a 9 años

Unidad 15: Introducimos la suma, parte 2

Edad sugerida: 6 a 9 años

Unidad 15: Introducimos la suma, parte 3

Edad sugerida: 6 a 9 años

Unidad 15: Medir con regletas, ¿Cómo mides tu vida?

Edad sugerida: 6 a 9 años

Unidad 16: Medir con Regletas

Edad sugerida: 6 a 9 años

Unidad 17: La Recta Numérica

Edad sugerida: 6 a 9 años

Unidad 18: Restar Es Sumar Al Revés

Edad sugerida: 6 a 9 años

Unidad 18: Restar Es Sumar Al Revés Máquinas para Sumar

Edad sugerida: 6 a 9 años

Unidad 18: Principios Matemáticos De La Suma Y Resta

Edad sugerida: 6 a 9 años

Unidad 18: Reflexión Interesante sobre La Suma Y Resta

Edad sugerida: 6 a 9 años

Unidad 18: Restar Es Sumar Al Revés | Video Cierre

Edad sugerida: 6 a 9 años

Unidad 19: Adelante Y Atrás En La Recta Numérica

Edad sugerida: 6 a 9 años

Unidad 19: Bonita Reflexión Sobre La Recta Numérica

Edad sugerida: 6 a 9 años

Contacto

liliguerrero.edulibre@gmail.com

Síguenos